MI PRIMER LIBRO

Son las 2 de la mañana. Llevo desde las 21 sin parar de llorar, emocionarme, reír y dar las gracias. Nunca hubiese creído que algo tan pequeño al principio tuviese tanto apoyo al final.

Este libro lo empecé hace casi tres años por debates mentales y sentimentales. No he parado de escribir desde entonces. Encontré en la poesía el desahogo que no encontré en ningún otro lado. Nunca he continuado los diarios, no soy de contar mis paranoias, ni de ponerlas en ningún lado. Pero aquí, en una libreta, en las notas del móvil o en el ordenador, estaba bien. Podía escribir cualquier cosa. Me refugié en los juegos de palabras y en el surrealismo como si no hubiera un mañana y cuando me vine a dar cuenta, estaba escribiendo cosas con sentido.

Me presenté a muchísimos concursos y premios literarios durante meses, gasté dinero, tiempo y ganas.

Dejé de escribir un tiempo, me dediqué a otras cosas y dejé esto de lado; hasta que este año, quedé segunda en un concurso de relatos del museo Picasso de Málaga, un concurso internacional. Fue algo totalmente improvisado. Salí en las noticias, me llamaron y yo FLIPABA.

Así que volví a presentarme a cosas, retomé esas ganas perdidas, y me releí todo lo que había escrito hasta entonces.

Me gustó. Hacía tiempo que no sentía algo que había olvidado, así que pensé que quizá podía despertar cosas en más gente.

Empecé a ordenar los poemas cronológicamente y por estilos. Seleccioné los que más me gustaron, eliminé otros muchos, y empecé a informarme sobre como publicar un libro.

Escribí a varias editoriales, pero… ¿Quién va a confiar en ti cuando no te conoce ni el tato? Pues yo.

Así que me puse un límite de tiempo y empecé a buscar info sobre cómo AUTOPUBLICAR. Encontré varias páginas, pero ahora lo difícil era maquetar y diseñar el libro. Y como nadie me lo iba a hacer y yo no sabía, pues aprendí. Y después de muchos meses investigando y aprendiendo, este verano, terminé de maquetar el libro.

Aún le faltaban cosas. Quise ilustrarlo pero no sentía ninguna inspiración. Así que decidí poner algo MUY mío – la fotografía analógica (o al menos el diseño de esta)-. Así que volví a maquetar el libro, esta vez con fotos, y poco a poco fue saliendo algo bonito.

Hace aproximadamente un mes, hice un pedido a una imprenta de Reino Unido que me envió dos muestras de lo que yo había creado. Cuando me llegaron a casa, 2 semanas después no podía parar de llorar. ¿Era mío? ¿Yo había hecho todo eso?

Fue poco después de crear la web. Fue un mes de cambios, de reaccionar, de ponerme las pilas y saltar a donde fuese. Sin esperar a alguien que me recogiese abajo. Yo sola, con todo esto.

Los libros estaban bien. Pero sabía que lo podía hacer mejor. Así que volví a editarlos, pero esta vez con otra empresa, esta vez una española. Los gastos de envío con las otra eran realmente costosos, la portada era brillante, no tenían la opción de poner papel reciclado…etc. Así que pedí 100 más pero con la otra empresa y totalmente renovados. A partir de ahí, solo tenía que esperar. No sabía como quedarían, ni si alguien confiaría en ellos tanto como yo. Pero aquí están. 100 libros nuevos, con sentimientos viejos, con alma, esperando a que los lean.

Así que si has llegado a leer todo esto, pero sigues tener ni idea de lo que puede salir de mi cabeza, te animo a que lo leas.

Los gastos de envío son exactamente lo que me piden en correos para poder mandarlos, así que no puedo ponerlos más baratos. He puesto una oferta en la que a partir de 25€, son gratis. Así que intentad juntaros para comprarlos o algo jeje.

Cualquier cosa, por favor, habladme.

Me encantaría seguir escuchando cosas bonitas.

Mil gracias por el tiempo, la paciencia y el cariño.

Un besazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.